"El cuentista" de Saki, ese cuento no tan infantil