Groucho Marx, una carta a Woody Allen y diez grandes frases

Actualizado: oct 3



Un 2 de Octubre pero de 1890 nacía en Nueva York Julies Henry Marx, Groucho, para la mayoría. Junto a sus hermanos Chico, Harpo y Zeppo encabezó uno de los grupos humorísticos más aclamados de la historia del cine. Es considerado uno de los comediantes más influyentes de todos los tiempos. Si él, no podríamos concebir a iconos del humor como Seinfeld, Les Luthiers o Woody Allen.


De hecho, en 1961, Groucho Marx y Woody Allen se conocieron y comenzaron una amistad que duraría 16 años hasta 1977, año en que Groucho perdió la vida debido a complicaciones de una neumonía. Marx le recordaba a Allen a un viejo tío judío, bromista y sarcástico. Mientras que para Groucho, el realizador de filmes como Sleeper (1973) y Manhattan (1979) era “el comediante con mayor talento a su alrededor”. En marzo de 1967, después de una larga pausa en su correspondencia que Allen encontró exasperante, Marx, finalmente, le escribió la siguiente carta:


22 de marzo de 1967

Querido Woody :

Un amigo desempleado me dijo que estás decepcionado o molesto o feliz o borracho por no haberte respondido la carta que me escribiste hace algunos años. Sabes, por supuesto, que no hay dinero de por medio para responder cartas –a menos que sean cartas de crédito procedentes de Suiza o de la mafia–. Te escribo a regañadientes porque sé que estás haciendo seis cosas a la vez –cinco incluyendo el sexo–. Y no sé de donde sacas tiempo para corresponder.

Tu obra, espero que todavía esté para cuando yo llegue a Nueva York durante la primera o segunda semana de abril. Debe ser terriblemente molesto para los críticos que, si mal no recuerdo, dijeron que no irían a verla porque es demasiado divertida. Eso le sucedió a la obra de mi hijo, en la que colaboró ​​con Bob Fisher. La moraleja es: no escribas una comedia que haga reír al público.

Este problema ha sido discutido desde que mi Bar Mitzvah hace casi 100 años. Nunca le dije esto a alguien más, pero recibí dos regalos cuando dejé la infancia para convertirme en un hombre. Un tío, que en aquella época tenía mucho dinero, me regaló un par de medias negras largas, y una tía me dio un reloj de plata. Tres días después de haberlos recibido, el reloj desapareció.


La razón por la que desapareció fue que mi hermano Chico no le atinó a la piscina tan bien como él pensaba. Lo llevó a una casa de empeño que se ubica en la calle 89 cerca de la Tercera Avenida. Un día, mientras deambulaba, descubrí que el reloj colgaba en la ventada de la tienda. De no haber tenido grabadas mis iniciales, no lo habría reconocido, pues el sol lo había cubierto de un tono negro como el carbón. Y las medias, que había usado durante una semana sin lavar, tenían un color verde. Esa fue mi recompensa por sobrevivir 13 años.

Todo esto, en pocas palabras, es el motivo por el cual no te he escrito desde hace algún tiempo. Sigo usando las medias, aunque ahora sólo cubren una parte de la pierna. Me escribiste diciendo que vendrías en febrero, y yo, en un arrebato de entusiasmo me mantuve con mucho dinero en lugar de gastarlo en carnes frías y con ello contribuir a la United Jewish Welfare Fund en 1967 y 68.


Creo que voy a estar en el hotel St. Regis en Nueva York. Y por el amor de Dios, no tengas más éxito que me estás volviendo loco. Mis mejores deseos para ti y tu diminuto amigo, el pequeño Dickie.


Groucho


Aquí las 10 frases para recordarlo:


- Fuera del perro un libro es probablemente el mejor amigo del hombre, y dentro del perro probablemente está demasiado oscuro para leer


- Si eres capaz de hablar sin parar, al final te saldrá algo gracioso, brillante e inteligente


- Damas y caballeros, estos son mis principios. Si no les gustan tengo otros


- Es mejor estar callado y parecer tonto, que hablar y despejar las dudas definitivamente


- Es mejor estar callado y parecer tonto, que hablar y despejar las dudas definitivamente


- Hijo mío, la felicidad está hecha de pequeñas cosas: un pequeño yate, una pequeña mansión, una pequeña fortuna..


- Nunca pertenecería a un club que admitiera como miembro a alguien como yo


- Hay muchas cosas en la vida más importantes que el dinero. ¡Pero cuestan tanto!


- Si un gato negro se cruza en tu camino, eso significa que el animal va a algún sitio

29 vistas
  • Instagram
  • Wix Facebook page

Uruguay 1371 - Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Argentina.

+54 9  11 48156031/ +54 9  11 66428516 info@prosaeditores.com.ar

© PROSA Editores, 2020.