Emily Dickinson, seis poemas en el encierro